ENVÍO GRATIS por compras desde $200.000.

Alejandra Pizarnik

¿Quién es?

Alejandra Pizarnik es una escritora y poeta argentina. Nació en el seno de una familia de inmigrantes de Europa oriental.

Cursó estudios de filosofía y letras en la Universidad de Buenos Aires y, algún tiempo después, de pintura junto a Juan Batlle Planas. Fue rebelde por naturaleza y se destacó por escribir poesía surrealista.

Vivió una vida difícil. Una infancia llena de inseguridades y situaciones que marcaron su vida: la constante comparación con su hermana que la madre hacía y el hecho de que su familia fuera extranjera.

La mayoría de sus familiares que quedaron en Europa fueron asesinados bajo un movimiento nazista.

Tuvo una adolescencia llena de complejos, su baja autoestima debida a los problemas de asma, acne, a su tartamudez y a su físico con el cual ella no se sentía para nada cómoda ya que era subida de peso, conllevaron a que Alejandra no se estimara a sí misma.

Aquí ella empieza a definirse como una persona distinta, sumando a su carácter desastroso la necesidad de que las demás personas le prestaran atención, de que la reconocieran, a pesar de que ella no se aceptaba. Era el tipo de persona que era de forma totalmente opuesta a como debería ser.

Al sufrir de baja autoestima, comenzó a consumir anfetaminas, que son una droga que aumentan la sensación de confianza, la energía y la autoestima, además de que disminuye la sensación de hambre, estas comenzaron a ser parte fundamental de su estilo de vida.

Desde ese momento los fármacos siempre formaron parte de Alejandra hasta su muerte.

Sus poemas hablan sobre la muerte, la orfandad, la extranjería, la voz interior, lo onírico, vida y poesía y la subjetividad. Luego, comenzó a ir a sesiones de terapia con León Ostrov y fue diagnosticada de Trastorno Límite de la Personalidad, una afección en la que experimentaba patrones largos de emociones inestables y turbulentas, este hecho fue esencial en su trayectoria como poeta.

Esto la llevó a interesarse por el psicoanálisis que fue un buen instrumento para profundizar en la subjetividad, y además entrelaza la literatura y el inconsciente.

Vivió en París donde se destacó como traductora y se dedicó a escribir y publicar críticas y algunos poemas. Fue un tiempo de madurez y un poco de estabilidad emocional, además hizo amistad con escritores como Octavio Paz y Julio Cortázar. Unos años después, volvió a Buenos Aires y publicó varias obras literarias, pero Alejandra sufría cada vez más de ansiedad y padecía crisis depresivas, sumado a su dependencia de las pastillas.

Alejandra falleció a los  36 años de edad. Se quitó la vida al tomarse 50 pastillas de Seconal, durante unos días que tenía de permiso en el hospital psiquiátrico en el que se encontraba internada en Buenos Aires. Alejandra se encontraba internada por haber presentado un cuadro depresivo y por haber intentado quitarse la vida dos veces antes.

«Todo lo que tienes en tu corazón, debe ser manifestado antes de que sea tarde».

Frases en camisetas

Poesía completa (2001)
La condesa sangrienta (1961)
Diarios

Libros recomendados